¿Qué características debe tener un ejecutivo para encabezar procesos de negocio?

GrupoExpro entrena a trabajadores
Junio 27, 2017
Desempleo juvenil llega a 17,4%
Julio 5, 2017

Liderazgo, habilidades de relaciones interpersonales, comunicacionales y de negociación, son algunos de los rasgos personales que deben poseer estos profesionales.

Un ejecutivo que impulsa un proyecto Business Process Management (BPM) dentro de una organización y empresa debe tener ciertas características. Por ejemplo, debe poseer una visión global y de futuro para proyectar dónde se deben realizar los ajustes para hacer más eficiente una empresa y que esta perdure en el tiempo, así como debe contar también con un liderazgo para ser seguido en el cambio, comunicar ideas y persuadir a la organización.

Cristian Carvajal, gerente general de GrupoExpro, explica que lo primero que debe tener en claro un ejecutivo que quiera impulsar la optimización y eficiencia de los procesos de negocio dentro de una empresa, es el negocio en que se encuentra su organización y entender a cabalidad su industria. “A partir de ahí, podrá identificar las tendencias locales e internacionales que están impactando su rubro y cómo a futuro pueden afectar su desempeño”.A su juicio, esa comprensión hará al ejecutivo tomar decisiones que permitan optimizar los procesos de su negocio con una estrategia de largo plazo. “Cuando un ejecutivo toma la decisión de optimizar, eso puede significar mayores gastos en una etapa inicial para la empresa. Puede parecer contradictorio, pues muchos asocian optimizar con reducir gastos. Ser más eficiente, puede significar gastar más plata hoy, para tener más eficiencia mañana, entendiendo eficiencia como hacer de mejor manera los procesos”. Y agrega: “La optimización que permita hacer eficientes los negocios debe ser con una visión de largo plazo, considerando las tendencias que están afectando a la industria. Por ejemplo, invertir en algún software de procesos puede ser considerado un mayor gasto para el ítem de resultados anuales de la empresa, pero podría beneficiar positivamente la eficiencia de los procesos, pasando desde un sistema manual a uno digital, ordenado y ágil”.En este sentido, destaca que el ejecutivo que impulsa dicho gasto, debe ser valiente al promover esta medida de optimización ante sus jefes internos, como directorio de la empresa, y presentar datos concretos sobre cómo proyecta que este mayor gasto hoy puede significar una optimización y eficiencia en el largo plazo.

Características propias

Carvajal destaca que identificar las tendencias mundiales es clave. “Por ejemplo, desde nuestro rubro como proveedores de outsourcing o externalización, vemos que muchas empresas optan por externalizar sus procesos productivos o de servicios para ajustar su dotación de personal a los altibajos de la demanda, buscando hacer eficiente su negocio y no tener una plantilla laboral que exceda sus necesidades, como ocurre en las grandes compañías globales”.Precisa, sin embargo, que la eficiencia no necesariamente va acompañada de la desvinculación de colaboradores de una empresa, sino que representa un cambio en la forma de trabajo de las personas, dando más sentido y eficiencia a su desempeño, es decir, transformando su trabajo. “Para hacer más óptimos y eficientes los procesos de negocio dentro de una empresa u organización, el ejecutivo requiere las siguientes características personales: liderazgo, habilidades de relaciones interpersonales, proactividad, habilidades comunicacionales y de negociación que le permitan impulsar la innovación y cambios hacia la eficiencia”. Y añade: “El liderazgo permitirá al ejecutivo impulsar los cambios e influir para que sea seguido en ese camino por los integrantes de la organización. Las habilidades comunicacionales y de negociación serán fundamentales para persuadir a las contrapartes internas que pueden resistir al cambio que hará más eficiente el proceso, ya sea porque consideren que es un gasto o bien porque teman ser desvinculados del trabajo. Será importante que el ejecutivo sepa explicar bien por qué el cambio que hará más eficiente el proceso y en qué beneficia a la organización y los colaboradores”.
Situación chilena

Respecto al tema de la innovación y optimización de procesos en la organización en nuestro país, Cristian Carvajal señala que generalmente las empresas grandes y algunas medianas poseen departamentos con personas dedicadas a estas tareas. “Sin embargo, las pymes, especialmente las pequeñas empresas, el dueño se encarga de hacer prácticamente todo y no tiene tiempo para tomar un respiro, pues está dedicado a hacer más que a pensar en el largo plazo. En este sector, que es mayoritario en Chile, hay poco espacio para innovar y hacer más eficientes los procesos”.Comenta que también sucede a veces que ejecutivos de mando medio con menor poder de decisión tienen ideas para optimizar procesos, pero les falta autoconfianza para realizar su propuesta a su jefatura. “Esta errada comprensión del respeto a las jerarquías se debe modificar, pues las ideas para hacer más eficientes los procesos pueden venir desde un operario, que día a día trabaja en el proceso, hasta del alto ejecutivo”.


Fuentes: Economia y Negocios | El Mercurio